Quimacova
CONSULTA NUESTRO PLAN DE FORMACIÓN (WEBINARS Y CURSOS PRESENCIALES Y ONLINE)
CONSULTA NUESTRO PLAN DE FORMACIÓN (WEBINARS Y CURSOS PRESENCIALES Y ONLINE)
- Reserva tu plaza antes de que se agoten -
MENÚ

Noticias

< Volver

ACTIVIDADES DEL SECTOR QUÍMICO: ESENCIAS Y PERFUMES

ACTIVIDADES DEL SECTOR QUÍMICO: ESENCIAS Y PERFUMES
Continuamos con la sección de contenidos acerca del sector químico de la Comunidad Valenciana con la descripción de las actividades que lo componen. Parte 21 - Esencias y perfumes

Frecuentemente se escuchan los términos ``colonia´´, ``fragancia´´, ``esencia´´, ``perfume´´ o ``aroma´´ de manera indistinta, pero realmente hay mucha diferencia entre ellos.

Una fragancia es lo que se percibe directamente con el sentido del olfato, es aquello que olemos y que tiene un olor particular, el cual asociamos a colonias y perfumes. Siguiendo con esta definición nos encontramos con aroma que, si bien también es todo aquello que desprende olor, está relacionado con la comida.

Un perfume es una mezcla de fragancias y esencias diseñadas con cuidado para brindar placer a millones de personas que disfrutan de estos olores cada día, mientras que una colonia es un tipo de perfume que en su composición contiene un menor grado de concentración de la esencia, por tanto, su olor tiene una menor duración en el tiempo.

Por último, la esencia es la base de todos los demás conceptos, es el elemento sin el cual no existirían los aromas, las fragancias ni los perfumes. Una esencia es la base del olor, se extrae mediante procesos químicos de elementos de la naturaleza para posteriormente combinarla con otras esencias y convertirlas en fragancias, que finalmente, acabarán siendo colonias o perfumes.

Gracias a las esencias es posible crear miles de fragancias con las que cada persona se sienta identificado, desde fragancias con olores naturales obtenidas de plantas como el jazmín o las rosas, fragancias dulces como el extracto de vainilla, frescas gracias a los cítricos como el limón o la naranja, o más fuertes debida a los extractos amaderados.

La obtención de esencias se hace mediante diversos procesos como:

  • Destilación a vapor: El material de la planta se coloca en un destilador por el cual se pasa vapor. Este vapor hace que la cámara que almacena el aceite esencial se rompa, haciendo que este se libere. Al tratarse de un material volátil asciende dentro del destilador hasta llegar a un condensador, donde es posible extraerlo.

 

  • Prensado: Método utilizado frecuentemente en frutas, en especial, cítricos. Este proceso consiste en exprimir de manera mecánica la piel de la fruta hasta liberar el aceite esencial, el cual posteriormente es recogido y filtrado.

 

 

  • Rozamiento: También es conocido como enflorado o enfreurage, y es utilizado comúnmente flores como la rosa, el jazmín o el azahar. El material vegetal se pone en contacto con una grasa capaz de solubilizar la esencia y actuar como vehículo extractor, de esta manera se obtiene lo que se denomina ``el concreto´´, es decir, una mezcla de aceite esencial y grasa. Posteriormente esta mezcla se separa mediante procesos de calentamiento-enfriamiento con alcoholes, obteniendo finalmente el aceite esencial.

 

  • Maceración: Es uno de los procesos de obtención de esencias más antiguos. Consiste en moler las hojas o flores para provocar la liberación del aceite esencial de las glándulas en las que se almacenan. Tras esto, se introducen en un aceite vegetal que será capaz de absorber el aceite esencial conforme este sea liberado. Este proceso se repite varias veces hasta conseguir un aceite concentrado.

 

 

  • Extracción con fluido supercrítico: Este proceso, al contrario que el anterior, ha sido desarrollado recientemente. El material debe introducirse en una cámara de acero cortado en trozos pequeños. A través de esta cámara se hace circular un fluido supercrítico, generalmente CO2, que es capaz de solubilizar y arrastrar simultáneamente la esencia. Además, también actúa como solvente extractor, ya que para eliminarlo se hace una descompresión progresiva hasta alcanzar la presión y temperatura ambiente, obteniendo así una esencia con algo grado de pureza.

 

  • Extracción con solventes: Se utiliza con flores y plantas que sean delicadas y costosas de manejar. El proceso consiste en cubrir estas flores con un solvente para que este solubilice el aceite esencial, lo que da lugar al ``extracto´´. Este extracto pasa por un proceso de destilación a baja presión para eliminar el solvente y obtener el ``concentrado´´. El concentrado se solidifica y pasa a tener textura de cera. En este punto, para poder eliminar las impurezas arrastradas durante el proceso, el concentrado se lava y mezcla con alcohol para que así los aceites queden disueltos. Por último, se elimina el alcohol mediante una destilación a vacío aplicando la menor temperatura posible, obteniendo el producto final conocido como ``absoluto´´.

Este proceso es de los menos utilizados ya que además de ser uno de los más largos, se utilizan disolventes muy costosos y el producto obtenido no es una esencia pura, si no que siempre se obtienen esencias mezcladas con otras sustancias.

Como representante del mundo de las fragancias se encuentra IFRA, Asociación Internacional de Perfumería, cuya misión es promover el uso seguro de todos los ingredientes y mezclas en las fragancias para el disfrute de todos.

IFRA define a las fragancias como la fusión de la ciencia y el arte, donde los químicos se convierten en creadores y las moléculas crean recuerdos, por ello, en el proceso de creación de una fragancia se necesitan artistas e innovadores con habilidades excepcionales, son los conocidos como ``narices´´ y solo hay alrededor de mil perfumistas en el mundo completamente cualificados.

Estos perfumistas entrenan durante muchos años para tener habilidades que los hagan capaces de identificar y combinar ingredientes para crear infinidad de fragancias gracias a la combinación de lo que ellos denominan ``notas´´.

Para crear la fragancia perfecta es necesario la presencia de 3 tipos de notas diferentes:

  • Notas altas: Se caracterizan por ser las primeras que se detectan. Generalmente son olores picantes o cítricos y son fáciles de oler, pero fugaces.
  • Notas medias: Se detectan tras las notas altas y aportar cuerpo a la fragancia. Provienen de las flores aromáticas.
  • Notas de fondo: Proporcionan una fragancia más duradera y provienen de las fragancias amaderadas.

La amplia gama de fragancias se muestra en la Rueda de fragancias of the World de Michael Edwards.

Las fragancias son parte de nuestra cultura, desde la antigüedad se les ha otorgado un significado, como por ejemplo la expresión de estatus, como parte de una ceremonia o demostración de limpieza, y día de hoy se siguen utilizando como una expresión de lugar e identidad.